Sandra's Dossier

Perderme para encontrarme?

Posted in Historias, Mentes Diferentes, Naturaleza Humana, Personal by Sandra on marzo 6, 2009

Hace dos semanas mientras estaba en casa de mi cuñada, en la televisión apareció un comercial que me dejó pensado. El comercial hablaba de que todos los jóvenes necesitan un “modelo a seguir” de lo contrario, su futuro se ve amenazado. Al ver esto, instantáneamente pensé en mi padre y recordé que desde que tengo uso de razón hasta inicios de la Universidad, siempre quise ser como él.

Mi padre para lograr sus estudios universitarios tuvo que esforzarse el doble que yo. Estudió y trabajó al mismo tiempo, mantuvo a sus cinco hijos y esposa y se esforzó para obtener un título universitario con el que lograría un mejor puesto y mejor salario. Yo en verdad que admire a mi padre por sus logros, y trate de ser como él pero aprendiendo de sus errores, mi padre fue mi modelo a seguir hasta inicios de la Uni, que fue cuando lo cambie por un profesor, un hombre aun más ambicioso y con mejores logros profesionales.

La verdad ya no me acuerdo de su nombre (o mas bien no lo quiero quemar), pero este hombre era profesor de medio tiempo en finanzas, cabeza de una importante empresa en la cual podía ejercer su carrera, padre y esposo (estos dos últimos puestos no se que bien los desempeñaba, pero con los primeros dos me hipnotizo). Yo quería eso, realizarme como profesionista, llenarme de logros y sentirme orgullosa, pero bien sabia que eso tomaría mucho tiempo y que mis primeras cosechas las recogería hasta después de mis 40 años, cuando la experiencia acumulada se empezara a reflejar.

Una vez fuera de la Universidad y habiendo conseguido el trabajo que me permitiría de alguna forma alcanzar mis objetivos, mi modelo a seguir volvió a cambiar pues mis gustos se volvieron mas especificos. Esta vez era un Director nacional . Si ya se que esta meta era muy ambiciosa, pero eso es lo que quería y estaba dispuesta a trabajar hasta gratis con tal de empezar a hacerme de un nombre propio en mi campo de trabajo. Aprendí mucho durante los dos años que trabaje para esta empresa pero en algún momento el aprendizaje se estanco y en esas fechas me llego el amor, me mude y me case.

El tema de la mudanza, bien recuerdo, lo veía con mas optimismo. Creí que por el simple hecho de estar en un país mas avanzado por mi educación y el dominio de dos idiomas, mis oportunidades eran buenas pero la realidad ha sido otra. Desde que comencé a buscar trabajo, me he topado con desilusión tras desilusión. Para todos los puestos que he aplicado me piden experiencia, la cual tengo pero no en este país y eso, eso es lo que me ha detenido. He estado en búsqueda de un trabajo que vaya de acuerdo con mi nivel educativo y mi carrera alrededor de seis meses y no ha pasado nada. He llegado a pensar que la verdad mi educación, en este país, vale mierda y que no voy a pasar de mesera, el cual es mi trabajo actual. Me da miedo terminar como la mayoria de los inmigrates, con los sueños muertos, resignados…

La verdad me siento perdida. Mi suerte no ha sido la mejor desde que nos mudamos, y no es solo por lo del trabajo, lo económico, cultural y demás cosas que analizare mas adelante… No no ha sido fácil, estoy perdida muy perdida y a veces ni me reconozco. Antes sabia bien clarito cual seria mi siguiente paso y ahora, ahora no tengo idea. Ayer mientras viajaba en camión, camino a casa vi un espectacular y me dejo pensando… El anuncio decia “Hay veces en las que para poder encontrarnos a nosotros mismos, primero tenemos que perdernos” y aquí estoy, perdida, perdida. Medio viviendo, medio sintiendo, medio gozando.

Por qué escribo…

Posted in Personal by Sandra on marzo 4, 2009

Siempre he creído que cuando escribimos sobre nuestros problemas y sentimientos, nos ayuda a resolver y a acomodar mejor nuestros problemas e ideas. De niña escribia muy seguido por no decir que diario, tenia un cuaderno en el que anotaba hasta lo más insignificante. Mi primer diario fué alrededor de los 7 años y mis notas fueron acerca de las amigas, la hermana, la familia (sobre todo de mi madre a la cual nunca podre comprender al 100%) y el niño que hacia saltar mi corazón cada vez que lo encontraba.

Crecí y mis notas también, sobre todo en la adolescencia que es cuando te empiezas a dar cuenta de como es el mundo y la realidad, nos cae todo como bomba y a parte porque nuestras hormonas estan a todo lo que dan. Mirando atrás, si recuerdo que fuí algo difícil esta época, pero nada que ver con mi hermana, ella sí se merece el premio a la rebeldia.

Las notas que considero me incomodarian demasiado si son publicadas, fueron durante la epoca en que atendí la Universidad. En ese tiempo mi cabeza estaba peor que en la adolescencia, el no tener a mis padres siempre detras de mi, me daba practicamente la libertad de hacer absolutamente lo que queria, llegar tarde a casa, pasar la noche con las “amigas” estudiando, ir a fiestas, viajes y etc, etc. Recuerdo escribi mucho de los hombres que han pasado por mi vida. Siendo sincera conmigo misma, solo dos han dejado huella, los demás bueno, fueron lindas y amargas experiencias, nada que haya cambiado mi vida como los dos hombres que menciono arriba.

Cuando me gradue me entró una depresión en la que el papel y un lapiz fueron mi chocolate caliente para calmarme. La depresion se debio a que despúes de la Uni no encontraba mi camino, sentía que tenía mucha energia y ganas de aprender pero nadie me abria las puertas para iniciar. Fué difícil, pero nada que como ya dije, papel y lapiz no pudieran arreglar.

La ultima vez que recuerdo estar comprometida con un diario fue antes de dejar mi pais, hace ya un año que no escribia nada y sinceramente lo necesito. El cambio de pais los primeros meses fue absolutamente fascinante, pero despues de un tiempo, empece a resentir la gran diferencia de culturas y queriendo o no terminé comparando todo.

Muchas veces he querido escribir mis experiencias, pero no sé por qué me ha costado trabajo. Las palabras ya no fluyen con tanta facilidad como antes. Me he vuelto mas introvertida al escribir.

Espero este sea un intento exitoso de retomar la escritura, mi diario, mis reflexiones, el comienzo de una mejor yo.

“Entre el deber y el poder”

Posted in Personal by Sandra on noviembre 29, 2007

Hoy me siento triste, hoy me siento perdida. Como extraño los tiempos en que soñaba con cambiar el mundo, con un mundo mejor. Hoy el mundo me ha transformado a mí, hoy el mundo me hizo ver que ya estoy intoxicada con su veneno.

Extraño a la vieja yo. La que creía que todas las personas eran buenas, la que actuaba bien sin esperar a cambio más que el mismo trato, la que de maldad solo sabia de su existencia. Como envidio de cierta forma a las personas de provincia, quienes se dirigen con códigos de honor, quienes trabajan para todos y se preocupan por todos. Su inocencia las hace buenas personas. Personas limpias. Personas dignas de confianza. (more…)