Sandra's Dossier

Enseñando a pescar…

Posted in Personal by Sandra on agosto 6, 2007

Día random 9:45 de la mañana, salgo del metro y un niño me pide dinero. El niño viste ropa sucia y desgarrada, al fondo del pasillo veo una mujer que lo vigila. La carita de inocencia y necesidad me compran, saco de mi bolso unas monedas, el niño las toma y a lo lejos veo que se las lleva a quien me imagino es su madre. Al día siguiente sucede lo mismo, pero esta vez es un pobre hombre con la pierna izquierda gangrenada a causa de gota, la pierna esta sumamente hinchada y huele mal, apenas si le permite moverse. Al pasar por su lado, el hombre ruega por unas monedas y mi corazón de pollo me convence de nuevo y así, como que se volvió costumbre dejarme conquistar por el dolor de los menos afortunados hasta que vi la otra cara de la moneda.

En un lugar de comida rápida una hermosa niña de ojos impresionantes se me acerco para pedir dinero, vestía las mismas fachas que el anteriormente descrito, me dijo que era para comer, a lo que yo conteste -sientate conmigo y come todo lo que quieras, yo lo pago- pero ella respondió muy grosera -No!, yo quiero dinero estúpida- Así que prácticamente me lo exigió. Obviamente no se lo dí, y terminé esa absurda pelea.

En otra ocasión, un niño miro hipnotizado una paleta que yo acababa de comprar y estaba comenzando a comer, era una paleta enorme de chocolate con cereal pero al ver la cara de ese pequeñín, casi automáticamente le ofrecí una mordida (¿que estaba pensando en ese momento, compartir saliva?) El niño no la mordió, me la arrebato y se fue corriendo lejos y ahí me quede mirando al niño y a mi paleta alejarse, sintiendo pena por él, porque no tenia dinero para dulces (los que considero yo, no deben faltar a ningún niño de este mundo), por mi paleta que estaba deliciosa y ya no podía comer y sintiendo pena por mí misma, por sentirme tan chiquita ante tan complejo problema… “la pobreza extrema”

Sé que darles monedas a estas personas no los ayuda en lo absoluto, al contrario, agudiza el problema, los incitamos a seguir haciéndolo, a no pensar y a esforzarse menos… Por otro lado, no podemos hacernos de la vista gorda, este es un problema que duele, y precisamente duele porque no encuentro (encontramos) los medios o la idea maravillosa para poder ponerle solución, para enseñarles a pescar en vez de solo darles para comer un día. La pobreza tiene mil caras y tiene mil almas, buenas y malas, afortunadamente yo solo me he encontrado buenas y medio buenas, ninguna de estas me ha tratado de lastimar…

 

Anuncios
Tagged with: , , ,

12 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. pablo bruno said, on agosto 7, 2007 at 6:17 pm

    gracias sandra por tu visita a mi blog y el cometario
    agergue un enlace
    saludos

  2. Val said, on agosto 7, 2007 at 6:35 pm

    Ojalá algún día podamos hacer algo que ayude a que los niños no tengan que pasar por eso…. estoy muy de acuerdo contigo en que a ningun niño le deberian faltar los dulces, finalmente son ellos los que endulzan el mundo…

    Saludos!

  3. PabloAM said, on agosto 8, 2007 at 11:12 am

    Mientras otros más se enriquecen, otros más se empobrecen.
    Tenemos que dar gracias a los niños, sin ellos no existirían los dulces 😀
    Saludos!

  4. Pal said, on agosto 9, 2007 at 2:12 am

    Mi madre fue muy pobre de niña, muy pero, muy pobre… empezó a trabajar formalmente con 14 años… y de mayor a la gente que pedía ella les ofrecía trabajo y rebeldía organizada… o nada.
    Me decía, si quieres dar, da, pero lo que TIENES que hacer es enseñar a trabajar y enseñar a organizarse para exigir sus derechos.
    Todo es más difícil, no más fácil, si te dicen la verdad en la cara, y más alguien con la experiencia de haber sido miserablemente pobre y más si esa es tu madre.
    Ahora que lo pienso esa es una de las responsabilidades que he logrado evadir viviendo en el primer mundo… vaya! y no me había dado cuenta hasta este momento…

  5. AMC said, on agosto 9, 2007 at 4:24 pm

    Realmente es un problema grave, si hubiera menos pobres y menos ricos, seguramente habría menos niños sin dulces o personas pidiendo limosna en las calles.
    Si alguna vez alguien ha sentido un dolor de estómago causado por el hambre; sabrá que no hay pena que valga en pedir para comer, por desgracia, hoy en día hasta las limosnas se han convertido en una mafia controlada en países tercermundistas, entre ellos México.
    Hace poco pasaron en la tv un reportaje hecho al respecto en una de las zonas de mayor turismo acá en México y ver en tv abierta que aquella viejecita desprotegida es en realidad una leonina líder entre los que piden y que vive en senda casota costeada por personas como tú y como yo; es una de las cosas que acaban con la buena voluntad de dar. Y duele, dar y no dar también.

  6. pablo bruno said, on agosto 10, 2007 at 8:52 pm

    sandra paso de nuevo por aca y realmente ahora quiero opinar . el tercer mundo …la deuda de alguno s con otros
    esa imagen de niños pobres que como bien dice amc se transformo en una mafia controlada.
    me conmovio mucho el relato de pal , me crie en un barrio bajo de argentina y se lo que es salir del pozo, es duro y gracias a dios no conoci el hambre por el esfuerzo y la dignidad de mis viejos, lo marginal , la falopa en la calle, y la falta de algunos codigos…
    creo que todo pasa por la educacion , pero alguien garantiza eso ????
    espero que los niños no sigan siendo usados como blancos de un comercio….

    y dejar de ver ojos tristes mientras paises desarrollados gastan fortunas en invadir otros paises .

  7. vaLar said, on agosto 15, 2007 at 6:06 pm

    Definitivamente la probreza no se acaba regalandoles una moneda y tal como versan aquellas sabias palabras: “Regalame un pescado, y comere un dia; enseñame a pescar y comere toda la vida”.
    Quizas (sólo quizás) la solución sea el dar oportunidades de trabajo a quienes lo necesitan y no marginarlos por la poca (o nula) preparación escolar.

  8. PEtEr said, on agosto 29, 2007 at 1:22 am

    Sin pobreza no habría ricos y sin ricos habría todavia muchos más pobres.

    Gracias Sandra por tu apoyo.

  9. M.O said, on septiembre 1, 2007 at 12:07 pm

    Existen muchas maneras de poder ayudar a esta gente, y la lástima no es una de ellas (desde mi humilde punto de vista). Quizá somos aún muy jovenes para poder hacer realmente algo que impacte, pero por algo se empieza. Yo, al igual que tu y muchos de aqui, acostumbro dar monedas a la gente, pero a los niños no, porque muchas veces son hijos de padres holgazanes (no todos) y que utilizan a los hijos para ese medio de esclavitud. Es el problema de la pobreza, que algunas veces también trae consigo la holgazanería (y vaya que te lo dice alguien que está super metido con los mas marginados del país -rurales-, mínimo en alma e investigaciones). Es una pena que desde niños se les enseñe a ser groseros (recuerdo que alguna vez, en el centro de “mi pueblo” me encontraba sentado, cuando un niño me pidió comprarle un chocolate, al negarme, este me escupió a la cara cual Judas, y en ese momento quería salir corriendo y darle una golpiza pero a sus padres).
    Es dificíl, pero habemos algunos que aún tenemos la esperaza. Mientras tanto, mis investigaciones profesionales seguiran dedicadas a ellos, en algo, mínimo pero en algo, tiene que ayudar.
    Saludos

  10. Pal said, on septiembre 26, 2007 at 5:01 am

    pasé por aquí…

  11. Pal said, on septiembre 26, 2007 at 1:26 pm

    Bueno Peter! interesante manera de arreglar el entuerto. Aquí a quienes se los puedes explicar aunque no sé si te puedan escuchar.

  12. Kal-El said, on enero 5, 2008 at 5:11 pm

    La primera vez q te leo y te firmo en esta nota q tiene su tiempo ya , pero es la q me gusto de las q lei… mas q nada porq me paso algo parecido ayer justo….
    Y la verdad es que tengo una mezcla de varias sensaciones del tema, pero por lo general me molesta no los chicos sino los adultos q tienen actitudes tristtes….

    Bueno suerte muchacha.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: